El viceconsejero de Igualdad considera a las empresas “imprescindibles” para lograr un desarrollo sostenible

Francisco José Martínez se reúne en Sevilla con representantes del mundo de la empresa para abordar la implantación de la Agenda 2030 en Andalucía

El viceconsejero de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Francisco José Martínez López, ha asistido hoy en Sevilla, en la sede de la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AACID), a la inauguración de una nueva edición de los “Diálogos de Andalucía en el marco de la Agenda 2030”, que organiza la AACID junto con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Martínez López ha aprovechado sus palabras de bienvenida para recordar la voluntad del Ejecutivo andaluz de “avanzar en la elaboración de políticas públicas tomando como referentes los postulados de la Agenda 2030 de Naciones Unidas”, y ha puesto en valor el papel de la AACID como “promotora de la sensibilización de la población andaluza con los problemas de desarrollo de otros territorios y sociedades”, promoviendo una reflexión crítica y fomentando la participación y el espíritu solidario de la ciudadanía.

Tras los celebrados con anterioridad, centrados en la contribución de las ONGD y de las universidades andaluzas, esta jornada con el mundo de la empresa supone el cuarto encuentro de debate y reflexión que impulsa la AACID con el apoyo del PNUD para recoger las aportaciones de los diferentes sectores sociales de nuestra comunidad autónoma en torno a la implementación de la Agenda 2030 en Andalucía con motivo de la elaboración participativa del III Plan Andaluz de Cooperación para el Desarrollo.



El viceconsejero ha abogado por el establecimiento de “una colaboración permanente entre los sectores público y empresarial privado en aras de un desarrollo humano equilibrado y justo para todas las personas”, y ha manifestado el interés de la Junta de Andalucía por “impulsar alianzas y otras iniciativas de colaboración entre los agentes económicos y sociales que contribuyan a la consecución de los postulados de la Agenda 2030 de Naciones Unidas”.

Junto al viceconsejero y a la directora de la AACID, Mª Luz Ortega, el evento ha contado con la participación de Esperanza Nieto Lobo, directora general de Análisis, Planificación y Política Económica de la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad; Javier Cortés, director del Programa Cities del Pacto Mundial de Naciones Unidas; y Manuel Bellido, presidente de la Comisión Agenda 2030 de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA); además de otros representantes de los sectores sociales.

Tras sus respectivas intervenciones, el acto ha contado con una mesa redonda que ha abordado las oportunidades de colaboración público-privadas vinculadas a la cooperación para el desarrollo en la implementación de la Agenda 2030, para posteriormente abrir un debate con el público asistente al encuentro.

Agenda 2030

La Agenda 2030 y sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) fueron adoptados en 2015 por todos los países de las Naciones Unidas. Es una agenda de alcance global y constituye una nueva forma de abordar los problemas de desarrollo, ya que involucra a todos los países y los conmina por igual a luchar contra la pobreza, el cambio climático, la desigualdad de género y todas las formas de discriminación, en un plazo de 15 años.

El PNUD

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo es el organismo mundial de las Naciones Unidas en materia de desarrollo que promueve el cambio y conecta a los países con los conocimientos, la experiencia y los recursos necesarios para ayudar a los pueblos a forjar una vida mejor. La Iniciativa ART del PNUD promueve la creación de un marco multilateral de cooperación para apoyar procesos de desarrollo humano y gobernabilidad a escala local.

UN Global Compact

El Pacto Mundial de Naciones Unidas (UN Global Compact) tiene como objetivo el fomento de un sector privado sostenible y responsable sobre la base de los derechos humanos, el trabajo, el medio ambiente y la corrupción, proporcionando un marco de trabajo coherente, tanto a nivel local como internacional, que contribuya a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas.