La Junta de derechas vuelve a golpear a otro colegio rural: suprime una línea de primaria en una aldea de Quesada

 

Manuel Vallejo denuncia la “insensibilidad” de PP y Ciudadanos al “meter la tijera sin ningún tipo de pudor” en la educación pública del medio rural y advierte: “Vamos a pelear de la mano de las familias para impedirlo”.

La Junta de derechas vuelve a golpear a otro colegio rural de Jaén. En este caso, el damnificado es el Colegio Los Valles, de la aldea de Collejares, a la que la Consejería de Educación ya ha comunicado la supresión de 1 de las 2 unidades de Educación Primaria, lo que conllevará además la pérdida de un maestro especialista en Educación Física y un maestro especialista en Música.

El alcalde de Quesada, el socialista Manuel Vallejo, denuncia la “insensibilidad” de PP y Ciudadanos con la educación pública y especialmente con el medio rural, en el que “están metiendo la tijera sin ningún tipo de pudor”. “Si deterioran la calidad de la educación pública en nuestros pueblos, cierran unidades y recortan recursos humanos, que es lo que está ocurriendo con estas medidas, le estarán asestando una puñalada dramática al medio rural”, advierte.

Vallejo explica que este colegio tenía actualmente una unidad mixta de educación infantil y dos unidades mixtas de educación primaria. En estas dos se atendía a todo el alumnado desde primero a sexto de primaria. Ahora la Junta se carga una de estas unidades y sólo dejará como única aula la mixta de quinto de primaria. “Es decir, va a haber alumnado mezclado en un aula desde los 6 hasta los 11 años. A eso se le llama deterioro de la calidad de la enseñanza”, denuncia.

El alcalde socialista subraya que “unos servicios educativos de calidad ayudan a fijar la población al territorio, más aún en pequeñas aldeas como Collejares y Cortijuelo, donde desde el Ayuntamiento sí que se está haciendo un esfuerzo ingente en la conservación y mantenimiento de dicho centro”.

El único motivo al que pueden aferrarse PP y Ciudadanos para este recorte es que ha habido “una sola matrícula menos” que el curso anterior, una decisión que “confirma la absoluta falta de sensibilidad y de sentido común” de este gobierno de las derechas. Vallejo recuerda que este colegio “es fundamental para una zona rural como ésta” y que debería “obligar a la Delegación Territorial a redoblar los esfuerzos para que el sistema siga en pie, no aferrarse a la más mínima excusa para intentar echarlo abajo”.

“Si queremos luchar contra la despoblación, es imprescindible una educación pública de calidad en el medio rural. Si no ofrecemos esa educación, las familias acabarán marchándose. Desde luego, nosotros vamos a pelear de la mano de las familias para impedir este recorte”, garantiza.

Vallejo valora además la “potencia” de este colegio, que tiene un Plan de Compensación Educativa para atender las desigualdades sociales a las que se enfrenta el alumnado y que además viene realizando “una extraordinaria labor” con la participación en proyectos y concursos en los que ha recibido recientemente varios premios. “No se les puede cortar las alas a colegios que hacen un trabajo excelente y a niños y niñas que se están labrando precisamente su futuro en estos centros con su esfuerzo y su dedicación”, apostilla.



Deja un comentario