Bravo reivindica la digitalización y la eliminación de duplicidad normativa como claves de la reconstrucción

El consejero de Hacienda, Industria y Energía abre las comparecencias de la subcomisión para la reactivación económica apuntando a la generación de empleo “como mejor política social”

El consejero de Hacienda, Industria y Energía, Juan Bravo, ha apostado por trabajar para generar “la confianza de los inversores” y “sentar las bases para una recuperación más rápida que beneficie a toda la sociedad”, como algunas de las claves más importantes de la recuperación frente a la crisis sanitaria y económica.

Además, ha apelado a la innovación, y la digitalización de la empresa y la administración pública, a la vez que se avanza en “racionalizar la producción normativa, haciendo normas de más calidad y eliminando trabas burocráticas innecesarias y duplicidades”.

Bravo ha abierto en el Parlamento andaluz las comparecencias de la subcomisión para la reactivación económica creada en el seno de la comisión de estudio sobre la recuperación económica y social de Andalucía a causa de la pandemia del COVID-19.



Durante su intervención, el consejero ha propuesto impulsar en la administración “un modelo centralizado de gestión de las Tecnologías de la Información y el Conocimiento, que permita la coordinación entre todas las administraciones y dotar a los empleados públicos de las capacidades necesarias para su desarrollo”. Al mismo tiempo, en la empresa, según Bravo, hay que “apoyar de manera transversal iniciativas de implantación de I+D+i en nuestro tejido productivo y formación para los trabajadores” que permitan a las empresas “ser más competitivas”.

Además, Bravo ha resaltado que “nuestras instituciones y sus procedimientos deben ser garantes de la seguridad jurídica y, a la vez, ser ágiles y flexibles para retener y atraer la inversión”.

“Desde la Administración hay que generar certidumbre a las empresas, tenemos que actuar de forma predecible y, a la vez, implementar procesos flexibles de decisiones que se adapten al entorno económico, al funcionamiento de las empresas, bajo una gestión de ejecución y comprobación ágil que se realice siempre con el procedimiento más sencillo y eficiente”, ha explicado, para incidir en que hay que cooperar “para que las empresas sean más rentables, atraigan inversión y puedan pagar mejores sueldos a sus empleados”.



Banco de proyectos

El consejero de Hacienda ha destacado también que el empleo es “la mejor política social”, añadiendo que “la recuperación de la actividad y la creación de empleo solo serán posibles gracias a las empresas y autónomos”. “Ellos son los creadores de empleo y actividad, ellos son los que generan los ingresos para financiar las políticas públicas. Son ellos los que posibilitaran la reactivación de la economía y, por ello, es nuestra obligación legitimar sus actuaciones y apoyar su actividad y el empleo que generan”, ha sentenciado.

Otro eje en el que trabajar, según Bravo, es el del impulso de la colaboración público-privada. “La inversión en infraestructuras públicas se revela como uno de los elementos clave y motores de recuperación”, ha vuelto a insistir el consejero de Hacienda, Industria y Energía. Así, ha manifestado que el Gobierno andaluz está trabajando en “un banco de proyectos en colaboración públicoprivada para mejorar las infraestructuras y los servicios públicos en Andalucía, a la vez que dinamizamos la economía y el empleo, sin presionar las capacidades presupuestarias”. “Lo público-privado no es una opción ahora mismo, es una obligación”, ha destacado.



También se ha referido a la “revolución verde”, ya que “el medio ambiente, la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático son una de las prioridades del Gobierno de Andalucía”, por lo que “de manera pionera” está poniendo en marcha el denominado Presupuesto Verde que hace referencia a las herramientas destinadas a promover que tanto las políticas de gasto, como las políticas tributarias que se despliegan mediante el presupuesto público sean congruentes con los objetivos ambientales. “Este Gobierno está convencido de que supone una extraordinaria oportunidad de crecimiento económico y una hoja de ruta para transformar el actual modelo energético en uno más autosuficiente y respetuoso con el medio ambiente”, ha recalcado Bravo.

El consejero de Hacienda, Industria y Energía plantea como apuesta de futuro “una política energética orientada a las inversiones en ahorro y eficiencia energética, fomento de las energías renovables y desarrollo de las infraestructuras energéticas en Andalucía durante los próximos años”. Y apunta como reto la economía circular, “existe una actividad muy rentable vinculada a esta actividad”, ha asegurado. Juan Bravo ha destacado que “desde Andalucía hemos conseguido sanear las finanzas andaluzas en lo referente a los objetivos de estabilidad, pasando de un pleno incumplimiento en 2018 a un pleno cumplimiento en el ejercicio 2019”. Una nueva forma de gestión que “se articula en una nueva política presupuestaria que asigna los recursos donde son necesarios, así en 2019 y 2020 se han podido programar los presupuestos más sociales de nuestra historia”, ha aseverado.



Por último, Bravo ha apelado al consenso entre administraciones, subrayando que “es una enorme responsabilidad que todos mandemos el mismo mensaje a aquellos que quieren invertir y que busquemos a las empresas allá donde estén para que cuando piensen en ampliar, sepan que en Andalucía estaremos encantados de recibirlos”. “Es tiempo de acción”, ha concluido.