El Hospital Universitario de Jaén reinicia la implantación de válvulas cardíacas sin cirugía

El centro optimiza la accesibilidad de los pacientes cardíacos de alto riesgo mediante un trabajo colaborativo en red 

             La Unidad de Cardiología del Hospital Universitario de Jaén ha retomado los implantes de Válvulas Aórticas Percutáneas (TAVI) en la provincia de Jaén en pacientes con contraindicación en cirugía.

            Así, un equipo de profesionales liderados por Juan Carlos Fernández Guerrero, jefe de Servicio de Cardiología del centro sanitario, han llevado a cabo el implante de dos TAVI en dos pacientes que han resultado exitosas. La TAVI consiste en el cambio de la válvula aórtica dañada por otra nueva sin necesidad de realizar cirugía abierta al paciente. Para ello, se introduce un catéter a través de pequeñas incisiones a nivel femoral.



            “En nuestro hospital esta técnica va a permitir implantar válvulas aórticas de forma percutánea (mediante catéteres) en aquellos pacientes en los que la sustitución valvular quirúrgica se considere de muy alto riesgo, por edad avanzada o comorbilidades, permitiendo por tanto que los pacientes no tengan que desplazarse a hospitales de otras provincias”, ha señalado Fernández Guerrero.



            Esta actividad asistencial se ha retomado en la provincia jienense después de regularse que, pese a no disponer en la actualidad en su cartera de servicios de la especialidad de Cirugía Cardiovascular, sí acredita experiencia previa en dicho procedimiento. De igual manera, la aplicación de esta técnica incluye la existencia de un equipo, “Heart-Team”, de decisión y actuación que incluya cardiólogos clínicos, hemodinamistas, intensivistas y cirujanos cardiovasculares. El centro optimiza la accesibilidad de los pacientes cardiacos de alto riesgo mediante un trabajo colaborativo en red, con el apoyo de profesionales de los hospitales “Reina Sofía” de Córdoba y “Virgen de las Nieves” en Granada.