El PP saca adelante una PNL para instar a Sánchez a adoptar medidas contra los aranceles de EEUU

Lamenta la pasividad del PSOE que “como siempre llega mal y tarde” y pone de ejemplo la celeridad del gobierno de Juanma Moreno para tomar medidas que frenen el “grave daño” que estas tasas harán al aceite de oliva y a las aceitunas de mesa

El Parlamento andaluz ha aprobado hoy una proposición no de ley presentada por el Partido Popular con la que se instará al gobierno de España para que tome las medidas necesarias para paliar las consecuencias de los aranceles impuestos por EEUU, así como a apoyar las medidas que ya ha tomado el gobierno de Juanma Moreno. Una PNL que pretende ser el inicio de actuaciones conjuntas para frenar esta grave situación, ha explicado la diputada autonómica del PP de Jaén, Ángela Hidalgo. Una PNL que era “necesaria y urgente” aprobar ya que “nos estamos viendo gravemente afectados” por los aranceles impuestos por EEUU autorizados por la Organización Mundial del Comercio. Estos aranceles, ha aseverado Hidalgo, afectarán principalmente al sector agroalimentario y aeroespacial y alcanzarán la “friolera” cantidad de 6.850 millones de euros que tendrán que soportar los empresarios exportadores. Ante esta “grave situación” el gobierno en funciones del señor Sánchez “se ha mostrado impasivo y “se ha dormido en los laureles”. Tanto así que a Sánchez no le “tembló la voz al afirmar que poco se podía hacer” pero desde el PP “consideramos que sí se puede hacer mucho y esta PNL es el comienzo”.

La provincia de Jaén, su aceite de oliva envasado y las aceitunas de mesa, al igual que el resto de Andalucia y productos como el jamón, el queso y otros lácteos, vinos, almendras, cítricos, etc., serán objeto directo de estos aranceles a los que “debemos poner remedio”. Estos productos representan una parte importante de nuestras exportaciones al exterior y se verán agravados con una subida del 25%. De hecho, en 2918 Andalucía destinó al mercado estadounidense productos agroalimentario por valor de casi 680 millones de euros y, “concretamente las exportaciones de aceite de oliva alcanzaron los 329 millones y las de aceituna de mesa 142. La inactividad e ineficacia del gobierno en funciones de Pedro Sánchez “agravará las consecuencias de estas tasas” por lo que es necesario tomar “ya” medidas urgentes. Y es que quizá el PSOE no sea consciente de las graves consecuencias que van a sufrir los exportadores, beneficiando a los competidores más directos, dejando de comercializar el 12% de la producción media de aceite de oliva y el hundimiento de los precios del aceite. Ahora será obligación de Pedro Sánchez “plantar cara a EEUU y defender nuestros intereses  o de lo contrario nos llevarán a un callejón sin salida”. Una salida que “hubiera sido fácil si el PSOE no hubiera llegado, como siempre lo hace, tarde”. Frente a ello, Hidalgo ha recordado al Gobierno Central que “su obligación es defendernos ante la UE y tomar las medidas necesarias y puede tomar como ejemplo la rapidez de gestión del gobierno de Juanma Moreno”.

Desde el Grupo Parlamentario Popular “entendemos que es de máxima urgencia y prioridad la adopción de medidas por parte de todas las administraciones para paliar en la medida de los posible el grave daño y perjuicio que estos aranceles ya están causando a nuestros exportadores y, en especial, al sector agrícola y ganadero”, ha exigido la diputada. Para ello, ha enfatizado la dirigente popular, “el gobierno central y el andaluz debemos ser una sola voz frente a EEUU”.  Lamentablemente, el señor Pedro Sánchez no ha movido “ni un solo dedo” por solucionar este asunto mientras que Juanma Moreno, “solo unos días después de conocer la intención de Trump de establecer dichos aranceles, ya estaba en Bruselas luchando en defensa de los intereses de los andaluces”. “Nuestro presidente -ha dicho- ha estado donde se deciden las grandes cuestiones que afectan a Andalucía además de estar adoptando medidas que minimicen los efectos de estos aranceles sobre el tejido productivo andaluz”.

 



Entre estas medidas, Hidalgo ha enumerado el incremento de fondos europeos para ayudar a los sectores afectados, la promoción de los productos andaluces para abrir mercados emergentes, un plan de competitividad que entrará en vigor en el primer trimestre de 2020, un plan de modernización de los laboratorios agroalimentario para incentivar la investigación en este campo, el apoyo a la concentración de empresas, una partida de cuatro millones de euros adicionales en los próximos presupuestos andaluces para ayudar al olivar tradicional, ecológico y de montaña, el fomento del consumo saludable con etiquetados especiales, el apoyo al comercio de proximidad, ayudas al olivar tradicional con medidas orientadas a la viabilidad del olivar de bajo rendimiento o con especiales dificultades, o la aprobación de una línea de ayudas por importe total de 300 millones de euros para cubrir el pago de intereses y garantías de los préstamos destinados a financiar las inversiones para la mejora de la competitividad. “Un paquete de diez medidas en solo diez meses tomadas bajo la efectividad del gobierno de Juanma Moreno que van a suponer un gran alivio para los sectores productos andaluces y en especial al olivar jienense, sectores a los que el gobierno de España no está prestando ninguna atención”, ha denunciado.

Por eso, frente a la “celeridad” demostrada por el ejecutivo andaluz frente a un “gran problema para la economía de jiennenses y andaluces”, el Partido Popular exige y requiere al gobierno de España “medidas urgentes que pongan en marcha los instrumentos necesarios para que estos sectores claves de la economía andaluza no se vean perjudicados”. El mismo compromiso que está demostrando Juanma Moreno “lo exigimos de Pedro Sánchez”, ha apostillado, porque desde el PP “entendemos que es necesario dar una respuesta común, fruto del diálogo entre el Gobierno de España y el andaluz, implicando como no puede ser de otra manera a las instituciones europeas”. Esta respuesta debe defender de forma “contundente” los intereses de España y de los sectores económicos afectados por los aranceles “dado el grave daño que nos va a generar”. Y es que su aplicación incidirán de forma inmediata y negativa en los precios de los productos afectados, además de suponer un frenazo a la lucha frente a la despoblación puesto que no solo afectarán a las grandes empresas sino también a PYMES, autónomos y emprendedores del mundo rural.

 



Hidalgo ha lamentado que esta guerra comercial supondrá un “varapalo” para explotaciones agrícolas y ganaderas y, por tanto, para muchas familias, con nombres y apellidos que “merecen una respuesta inmediata de sus dirigentes”. Para ello, el PP considera necesario que el Gobierno de España actualice los umbrales de referencia del aceite de oliva que son dos euros desde hace ya 20 años, se active el almacenamiento privado en las condiciones más favorables, se avance en la autorregulación del sector, se revise la Ley Nacional de la Cadena agroalimentaria, se negocie una PAC más simplificada y que preste mayor atención a las pequeñas explotaciones, apoyo al olivar tradicional con adopción de medidas de viabilidad orientadas al olivar de bajo rendimiento o con especiales dificultades, incrementar los fondos europeos para ayudar a los sectores afectados, reducir los módulos del IRPF, etc. “Medidas que se deben adoptar desde el gobierno de España y que ya el PP viene reivindicando desde hace meses obteniendo la callada por respuesta”. Y es que mientras el señor Sánchez estaba más preocupado por sus pactos e intereses electoralistas y de vacaciones, “Italia y Grecia ya estaban negociando con las autoridades norteamericanas para que su aceite de oliva quedase excluido de los aranceles”, ha concluido.