La Policía Nacional detiene al presunto autor de dos hurtos en joyerías de Jaén un robo con fuerza y la agresión a unos policías

  •    Fueron dos las joyerías en las que supuestamente el arrestado se hizo con un botín de más de 82.000 euros
  •    Fruto de las investigaciones, los agentes encontraron en el registro de su domicilio una escopeta que tenía los cañones y culata recortadas que había sido robada en una vivienda en al año 2017
  •    En el momento de su detención, el arrestado pidió “auxilio” a sus familiares quienes agredieron brutalmente a los agentes sufriendo diferentes lesiones, uno de ellos en baja médica

Agentes de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV-PATRIMONIO) de la Comisaría de la Policía Nacional en Jaén, han resuelto dos hurtos ocurridos en sendas joyerías de la capital, donde supuestamente el arrestado sustrajo joyas que superan los 82.000 euros. Fruto de las investigaciones realizadas, los agentes encontraron en el registro del domicilio del detenido, una escopeta con los cañones y culata recortadas que había sido sustraída en un robo acaecido en una vivienda en el año 2017. En el momento de su detención, el arrestado se resistió violentamente, gritando a sus familiares y vecinos: “auxilio que me lleva la Policía”, sufriendo los agentes un acoso y agresiones muy  violentas, sufriendo diferentes lesiones, uno de ellos continúa de baja médica.



Sendas denuncias interpuestas en la Comisaría de Jaén sobre los hurtos sufrido por dos joyerías de la capital iniciaron las investigaciones. En ambos casos la sustracción se había realizado con el mismo modus operandi.

Distraía al dependiente

El presunto autor de los hechos entraba en la joyería mostrando interés por diferentes joyas. Mientras estaba siendo atendiendo, con gran habilidad distraía al dependiente para sustraer al descuido varias alhajas que dejaba caer en una bolsa que llevaba entre sus piernas y el suelo. En uno de los establecimientos llegó a sustraer dos mantas de esclavas y cadenas de oro que superan los 80.000 euros. Posteriormente y sin que los dependientes cayeran en la cuenta, se despedía y salía tranquilamente del establecimiento.

Identificado por unos tatuajes

Los agentes interrogaron al personal de una y otra joyería. Coincidían en la misma descripción física así como la coincidencia de un tatuaje que les llamó la atención. Con esta información, los investigadores, después de estudiar anteriores denuncias en el tiempo, identificaron y ubicaron el domicilio del presunto autor. Se trataba de un varón con numerosos antecedentes policiales que residía en la ciudad de Andújar. Por ello, los agentes se desplazaron hacía dicha ciudad estableciendo un vigilancia alrededor de la vivienda del arrestado.

Violenta detención y agresión a los agentes



Después de días de vigilancia, los agentes observaron al arrestado cómo salía de la vivienda procediendo a su interceptación y detención, mostrando en todo momento una actitud agresiva y desafiante e intentando darse a la fuga, siendo interceptado y comenzando un fuerte forcejeo en el que agredió a los agentes mediante mordidas, patadas y puñetazos. Al ver que todas las acciones que desarrollaba con el fin de zafarse de los investigadores eran vanas, comenzó a vociferar: “ayuda que me lleva la Policía”, alentando a sus familiares y vecinos para evitar su detención. A pesar de la resistencia activa del detenido, los agentes lo introdujeron en el vehículo policial. Fue en ese momento cuando numerosos familiares; hasta 15, salieron a la calle abriendo las puertas del vehículo con el fin de liberarlo. Para ello comenzaron a agredir violentamente a los agentes que recibieron patadas, puñetazos y mordiscos, llegando uno de ellos a esgrimir un arma blanca en tono amenazante. Los policías consiguieron poner en marcha el vehículo y trasladar al detenido hasta las dependencias policiales de Andújar.

Robo en una vivienda y sustracción de armas

Los investigadores continuaron con sus trabajos solicitando a la autoridad judicial la pertinente orden de entrada y registro, en ella, los agentes encontraron una escopeta de cañones recortados que había sido robada en el primer día del año 2017 en una vivienda, donde presuntamente el arrestado había sustraído cuatro escopetas con sus respectivas guías, 1.000 euros en metálico, un cuchillo de monte, un machete y documentación de una motocicleta.



Identificados los agresores de los policías e imputación de hechos

Las investigaciones continuaron con el fin de identificar a tres de los familiares del detenido que supuestamente agredieron activamente a los agentes cuando cumplían con su trabajo. Una mujer y dos hombres que tras ser identificados fueron arrestados.

Las investigaciones concluyeron con la imputación al arrestado de:

  • Hurto en una joyería donde supuestamente sustrajo joyas por valor de 80.000 euros.
  • Atentado a Agente de la Autoridad, presuntamente cometido el mismo día de su detención contra los agentes cuando practicaban la misma, siendo identificados y detenidos dos hombres y una mujer.
  • Tenencia ilícita de armas al intervenir en el domicilio del arrestado una escopeta con el cañón y culata modificados.
  • Robo con fuerza en el que supuestamente sustrajo cuatro escopetas, otros efectos y 1.000 euros.
  • Hurto en una joyería donde presuntamente sustrajo joyas por valor de 2.300 euros.

Puesto a disposición de la autoridad judicial decretó su puesta en libertad.