Supermercados y autoservicios reciben 700.000 euros para su mejora energética durante el estado de alarma

 

Las ayudas, concedidas por la Agencia Andaluza de la Energía con fondos FEDER, supondrán una inversión total de 1,4 millones

La Agencia Andaluza de la Energía, entidad adscrita a la Consejería de Hacienda, Industria y Energía, dentro del Programa para el desarrollo energético sostenible de Andalucía cofinanciado con Fondos FEDER, ha concedido ayudas para actuaciones de mejora energética durante el estado de alarma por valor de 700.000 euros a establecimientos de distribución de alimentación, como hipermercados, supermercados y autoservicios, que realizarán inversiones cercanas a los 1,4 millones de euros.



Así, las empresas de distribución de alimentación, que a lo largo de la crisis sanitaria están cumpliendo un papel muy importante para el abastecimiento de bienes de primera necesidad a la población, han continuado recibiendo el apoyo de la administración regional para reducir su consumo energético, fundamentalmente asociado a conservación de los alimentos y a la climatización e iluminación de los establecimientos, que también les supondrá un importante ahorro en su factura eléctrica.

Uno de los supermercados que ha invertido en eficiencia energética, en concreto en la renovación de la iluminación interior, ha sido la cadena Tu Súper, que ha cambiado las luminarias de tres de los establecimientos que la empresa tiene en Fuente Vaqueros, Dúrcal y Granada capital. Esta empresa ha recibido un incentivo de 11.300 euros procedentes del Programa para el desarrollo energético sostenible de Andalucía, cofinanciado con Fondos FEDER.

Esta actuación permitirá a los supermercados Tu Súper un ahorro de energía del 30% – estimado en más de 89.000 kWh anuales – en unas instalaciones que permanecen muchas horas encendidas, ahorrando en su factura eléctrica en torno a 12.000 euros anuales. La inversión en este proyecto de iluminación eficiente ha sido de 45.733 euros, la cual se amortizará en tres años, y supondrá evitar la emisión de 46 toneladas de CO2 a la atmósfera.

Esta cadena de supermercados opera en territorios que no suelen estar cubiertos por los grandes grupos de distribución; cuenta con 10 establecimientos en la provincia de Granada en los que trabajan 71 personas, dando cobertura a más de 30.000 clientes diarios.

Más de 3 millones en ayudas al sector de la distribución de alimentación

A través del Programa para el desarrollo energético sostenible, la Agencia Andaluza de la Energía ha incentivado, con 3 millones de euros de fondos FEDER, la realización de actuaciones de mejora energética en el sector de la distribución de alimentación, alcanzando unas inversiones previstas de 7 millones de euros, gracias a las últimas ayudas concedidas al sector en los meses de marzo y abril, cercanas a los 700.000 euros.



En total, a través de la línea de incentivos para la mejora energética de edificios, conocida como Construcción Sostenible, se han apoyado 75 actuaciones de mejora energética, solicitadas por 38 empresas, todas ellas pymes del sector. La más frecuente de estas actuaciones se corresponde con la renovación de iluminación, junto con la mejora de la epidermis de los edificios, el cambio de ventanas y equipos de climatización, así como para la generación eléctrica mediante instalaciones fotovoltaicas en autoconsumo.

Un sector con gran potencial de mejora energética

En Andalucía, este sector cuenta con una superficie comercial dedicada a distribución de alimentación (entre hipermercados, supermercados, autoservicios y Cash and Carry) que supera los 2,3 millones de metros cuadrados, con un consumo energético estimado en 94.000 toneladas equivalentes de petróleo anuales (tep/ año), lo que supone aproximadamente el 8% del consumo de energía final del sector servicios en Andalucía en el año 2018, según datos de la Agencia Andaluza de la Energía.

En este sentido, existe un gran potencial de mejora de la eficiencia energética en las instalaciones de iluminación, que la Agencia estima en 2.400 toneladas equivalentes de petróleo anuales (tep/año), lo que supondría reducir la factura eléctrica en más de 3 millones de euros al año, con el consecuente ahorro de emisiones contaminantes.